Una proveedora de cuidado infantil en el estado de Nebraska se encuentra en graves problemas luego de que las autoridades afirmaran que una niña bajo su cuidado diera positivo en la prueba de droga psicoactiva de marihuana.

La oficina del Sheriff del Condado de Lancaster dijo que los oficiales fueron llamados a una sala de emergencias del Hospital de Lincoln tras llegar una niña en estado de letargo. Al hacer las pruebas comprobaron que había sufrido de exposicion al THC.

Los investigadores interrogaron a la operadora de la guardería en casa de 31 años  en Hickman y su explicación fue que les había cocinado a los niños brownies de marihuana en la misma sartén que luego llevó a la guardería para cocinar galletas para los niños.

La mujer fue multada por sospechas de abuso infantil. El Departamento de Salud y Servicios Humanos de Nebraska se encuentra investigando si la guardería deberá ser autorizada para seguir cuidando niños.

Mientras tanto se les recomendó a los padres del resto de los niños hacerles la prueba de droga.

Hola Nebraska