Esta prohibición que ya ha sido derogada en más de treinta estados data de hace unos 98 años, fue promulgada bajo la presión del Ku Klux Klan en un momento en donde se vivía un intenso sentimiento anticatólico.

El pasado lunes, el gobernador Pete Ricketts firmó una medida que permitirá de ahora en más a los maestros de escuelas públicas utilizar hábitos y otras prendas religiosas en clases.

Quien introdujo la medida fue el Presidente de la Legislatura, Jim Scheer luego de que a una monja no se le permitiera dar clases en un colegio público ya que su fe le pide utilizar hábito.

Secondary Leader

No todos los legisladores se mostraron a favor de esta medida, ya que muchos creen que las manifestaciones religiosas son inapropiadas para las aulas. Aún así las escuelas todavía pueden establecer sus propios códigos de vestimenta.