Christina Chambers de 50 años fue detenida el lunes en Lincoln por suplantación criminal.

La mujer habría gastado más de $12,000 en múltiples tarjetas de crédito desde junio hasta diciembre de 2016 usando identidades de miembros de la familia.

Una de las víctimas recibió una carta de su compañía de tarjeta de crédito en donde le informaban que su línea de crédito se redujo debido a una mala puntuación de crédito, según las autoridades.

Luego de investigar en el asunto, se encontró con que había numerosas cuentas atrasadas abiertas a su nombre.

La suplantación criminal es un delito muy grave de clase tres.

Hola Nebraska