El gobierno de Peña Nieto acaba de imponer aranceles de hasta el 25% a productos que provengan de EEUU, como la carne de cerdo y algunas frutas