El gobierno mexicano ha respondido a las preocupaciones de sus ciudadanos en los Estados Unidos sobre un posible aumento en las deportaciones tras la llegada del nuevo presidente de los Estados Unidos, Donald Trump. Y lo ha hecho lanzando una campaña de información que informa a los mexicanos de sus derechos en caso de arresto por parte de agentes de la Agencia de Aduanas y Inmigración (ICE por sus siglas en inglés).

La campaña #PasaLaVoz (PassItOn) – lanzada tras un gran número de llamadas a la red consular mexicana en Estados Unidos después de la elección de Trump – incluye recomendaciones de que la gente no abre la puerta a los oficiales de inmigración sin haber visto antes una búsqueda o detención Firmado por un juez. También aconseja a la gente a guardar silencio y no firmar nada si están detenidos.

La campaña del gobierno mexicano en Twitter y Facebook también aconseja a las personas tener un plan de emergencia, y recomienda obtener un buen abogado de inmigración.

El secretario de Relaciones Exteriores de México, Luis Videgaray, admitió que no había habido aumento en el número de deportaciones desde la llegada de Trump a la Casa Blanca, que incluye un número de teléfono dedicado para pedir consejo (1-855-463-6395) .

“Las tendencias son las mismas que el año pasado, incluso un poco más bajo”, dijo el funcionario.

Ha habido un aumento en las llamadas de los inmigrantes afectados a los consulados mexicanos en los EE.UU.

Pero Videgaray también señaló que los consulados mexicanos en los estados de Carolina del Norte y Carolina del Sur están conscientes de las “operaciones dramáticas” contra los inmigrantes.

Mientras tanto, de los 350 inmigrantes indocumentados detenidos la semana pasada, 90 eran mexicanos, según ICE. El secretario de Relaciones Exteriores de México les ha pedido que denuncien casos de “aparente abuso de autoridad o malos tratos”.

Durante una entrevista con Televisa el lunes, Videgaray destacó el caso de Guadalupe García de Rayos, una mujer de 36 años que fue deportada el 9 de febrero después de vivir 22 años en Arizona, diciendo que ilustra la postura dura de Trump sobre la inmigración ilegal.

Rayos fue capturado usando un número de seguridad social falso en 2009, pero sólo fue arrestado durante una reciente reunión anual del ICE para discutir su caso. Su posterior deportación se llevó a cabo tan rápidamente que el personal consular mexicano no tuvo tiempo de ayudar a la mujer, que está casada y tiene dos hijos ciudadanos estadounidenses.

La campaña advierte a los mexicanos en Estados Unidos que no abran sus puertas a los funcionarios de ICE sin antes ver una orden

La campaña #PasaLaVoz es el ejemplo más reciente de los intentos del gobierno mexicano por combatir las políticas de inmigración de línea dura de Washington. Días antes, el presidente Enrique Peña Nieto llegó a un acuerdo con el Congreso mexicano para aumentar el presupuesto de los consulados de México en los Estados Unidos por un monto de mil millones de pesos.

El domingo, decenas de miles de mexicanos salieron a las calles de alrededor de 20 ciudades de todo el país -incluyendo la capital- para expresar su enojo contra el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, e invitar a su propio presidente a mostrar dignidad y firmeza al enfrentar lo que muchos El país ven como su mayor amenaza.

Hola Nebraska