En 2014, Nebraska demandó a Colorado por vender marihuana. Ahora, los legisladores estatales están considerando poner la marihuana medicinal, a disposición de sus propios ciudadanos. Los legisladores estatales en Nebraska están considerando un nuevo proyecto de ley que permitiría el uso de marihuana medicinal, lo que lo convertiría en el primer estado del corazón de Estados Unidos en hacerlo.

Un estado tradicionalmente rojo (Republicano), Nebraska se unió a Oklahoma en demandar a Colorado después de que el Estado de las Montañas Rocosas aprobó la marihuana para adultos en 2014. Los dos estados argumentaron que los productores de Colorado vendían ilegalmente marihuana en sus estados.

Sin embargo, Nebraska ahora podría unirse a la lista de estados donde se permite la marihuana medicinal. Los legisladores actualmente están considerando un proyecto de ley de la senadora estatal Anna Wishart llamado la Ley de Cannabis Médico, que permitiría el uso de marihuana medicinal en ciertos casos.

Wishart, miembro de primer año del senado que ganó las elecciones en noviembre pasado, representa el área de Lincoln. El proyecto de ley desapareció del comité en marzo y ahora pasará al piso del Senado. La oposición es esperada por los miembros del Senado. El jefe de la Patrulla Estatal de Nebraska ya declaró en contra de la ley, al igual que un representante de la oficina del fiscal general del estado.

Goverbir Pete Ricketts también se opuso a una medida similar el año pasado. Sin embargo, Wishart comentó que “es optimista que los miembros escuchen a sus electores, que les están pidiendo desesperadamente que legalicen esta forma de tratamiento”.

Ayuda para los pacientes, al igual que con muchos estados que han legalizado la marihuana medicinal, el proyecto de ley de Nebraska permitiría a aquellos, que sufren de ciertas enfermedades crónicas o severas: glaucoma, VIH/SIDA, síndrome de Tourette, esclerosis lateral amiotrófica, convulsiones y espasmos musculares graves y persistentes. Aquellos con cáncer o un diagnóstico de tener menos de un año de vida que también experimentan dolor crónico o náuseas también calificaría.

Los pacientes tendrían que presentar todos los trámites necesarios al estado, junto con la prescripción de un médico. El programa estaría abierto sólo a residentes de Nebraska que se inscriban en un registro estatal. El programa sería supervisado por el Departamento de Salud y Servicios Humanos.

En una salida de muchos estados, la ley de Nebraska no permitiría a los pacientes fumar marihuana. En su lugar, se requiere “el uso a través de pastillas, líquidos, lociones o un vaporizador”, lo cual sería un obstáculo  o una esperanza para el desarrollo, producción y distribución del cannabis. Si se aprueba, el programa comenzará el 1 de julio de 2018.

Nuevo Territorio de Marihuana

Sin embargo, los detalles del proyecto de ley, que en su mayoría reflejan los de otros estados, parece menos relevante en el panorama nacional que la posición política y geográfica de Nebraska. Más de la mitad de los estados americanos, tienen alguna forma de legalizar la marihuana, pero a pesar de las encuestas que demuestran apoyo a nivel nacional para la marihuana medicinal: el esfuerzo de legalización, hasta la fecha ha saltado hacia dos grandes secciones del país, el centro-oeste y el sur.

Ambos están llenos principalmente de estados rojos y una encuesta reciente muestra que los republicanos y los ancianos, son los dos grupos demográficos que siguen siendo los más opuestos a la marihuana legalizada.

Asegúrese de que su senador sabe que usted apoya esta legislación!

Hola Nebraska