Parte de El Salvador la “madre de todas las caravanas” rumbo a EEUU

Info de: AP


Creen que este nuevo grupo de migrantes podría llegar a tener más de 20,000 personas.

La llamada “madre de todas las caravanas” partió este sábado de El Salvador rumbo a Estados Unidos con un grupo inicial de al menos 90 migrantes.

No quedó claro de inmediato si planeaban reunirse con más migrantes de Guatemala y Honduras, pero el gobierno hondureño ha negado que se esté formando otra caravana de migrantes desde su país.

Muro Fronterizo en Tijuana, Foto: Daniel Michel

En un comunicado el viernes, la ministra de Relaciones Exteriores de Honduras, María Dolores Agüero, opinó que tales afirmaciones podrían en realidad estimular a los futuros migrantes a reunirse en grupos más grandes.

“Sugiero respetuosamente que, al contar con información de este tipo, sea compartida con el Gobierno de Honduras, previo a realizar declaraciones públicas que, como hemos comprobado, se convierten finalmente en estímulos detonantes de acción por parte de las organizaciones que activan y conducen estas formas de movilización migratoria”, expresó Agüero.

Días atrás, la secretaria de Gobernación (Interior) de México, Olga Sánchez Cordero, dijo que se podría estar formando una caravana de migrantes de América Central con más de 20,000 personas y se comprometió a formar una línea de “contención” alrededor del Istmo de Tehuantepec en México para impedir que los migrantes continúen hacia el norte.

Sin embargo, los temores de que se forme una caravana más grande y el prometido despliegue de la policía federal en México sólo parecen haber devuelto el tema de la inmigración a la agenda nacional de EEUU.

El Departamento de Estado de EEUU anunció que estaba recortando la ayuda a El Salvador, Honduras y Guatemala, mientras el presidente Donald Trump acusó a sus líderes de no hacer “nada” para impedir la inmigración ilegal a EEUU.

Trump también dijo que es probable que ordene un cierre de la frontera sur de Estados Unidos la próxima semana, a menos que las autoridades mexicanas detengan inmediatamente toda la inmigración ilegal. Opinó que sería “muy fácil” detener a los migrantes que pasan por el país en un intento por entrar a EEUU.

El cierre de la frontera sería un golpe duro, tanto para México como para EEUU.

EEUU y México comercian alrededor de $1,700 millones diarios en bienes, por lo que un cierre de la frontera sería “una debacle económica absoluta” que amenazaría a cinco millones de empleos estadounidenses, según la Cámara de Comercio.

México parece estar cansado de las caravanas y deseoso de no enfadar a su vecino del norte.

¡Llévanos contigo! Síguenos en Facebook o Twitter