Una mujer ha renunciado a su bebé en Lincoln bajo la ley de refugio seguro de Nebraska.

El niño tuvo un nacimiento prematuro el día viernes en el Bryan Medical Center’s. El Departamento de Salud y Servicios Humanos de Nebraska informó que es el primer niño que se entregó este año. Tres fueron entregados el año pasado.

A través de una declaración jurada el recién nacido pasó a quedar bajo custodia del estado. La madre le dijo a una trabajadora social que no podía hacerse cargo de su hijo y que no sabe quien es el padre.

La ley de refugio seguro fue aprobada en Nebraska en 2008,su finalidad es proteger a los recién nacidos del abandono. No existía un límite de edad entonces los niños quedaban en los hospitales mucho tiempo, entonces ahora se decidió que esta ley incluye a bebés de hasta 30 días.