La policía de Omaha pondrá una patrulla especial para asegurar que el público utilice los fuegos artificiales de manera adecuada.

Los fuegos artificiales han estado a la venta en Omaha desde hace aproximadamente 48 horas, y ya una persona ha sido hospitalizada.

Según la policía, un joven de 17 años de edad, se rompió el brazo después de una explosión es su garaje la noche del domingo.

Del 28 de Junio ​​al 4 de Julio, un sargento del OPD y cuatro agentes se dedicarán a la respuesta de quejas de fuegos artificiales, centrándose principalmente en grandes fuegos artificiales ilegales.

Los fuegos artificiales pueden ser dados de alta entre junio 25 al 4 de Julio, 08 a.m.-11:00 p.m.

Los médicos de urgencias en Nebraska  dijeron que las lesiones de fuegos artificiales a menudo pueden llegar a provocar un cambio de vida, desfiguración o invalidez.

Sin embargo, la Directora y Médica de la Unidad de Quemados, Jessica Summers dijo que incluso una simple bengala requiere una supervisión constante.

“Las luces de bengala son bastante peligrosas también – pueden quemar hasta 2000 grados Fahrenheit. Eso es más caliente que un soplete,”dijo la Dra. Summers.

El año pasado el Hospital de Nebraska recibió a 30 personas en su sala de urgencias con lesiones provocadas por fuegos artificiales significativos.

Los expertos aconsejan: Nunca trate de volver a encender un fuego artificial sin fondo, mantener un cubo de agua cerca, y siempre que un adulto supervise la actividad.

 

Te puede interesar