El presidente Donald Trump dio su primer discurso del Estado de la Unión no exento de polémicas y de informaciones inexactas. Los Angeles Time hizo una labor de verificación de datos y aquí están las verdades a medias que se proclamaron.

“Tal como le prometí a los estadounidenses desde este podio hace 11 meses, hicimos los mayores recortes de impuestos en la historia de Estados Unidos”, dijo Trump.

Falso.

El Comité no partidista para un Presupuesto Federal Responsable estimó en octubre que la reducción de tasas como un porcentaje del producto económico total, también conocido como producto interno bruto, sería el 12° más grande desde 1918. Al ajustar por inflación, los recortes tributarios de Trump serían el cuarto más grande desde 1940, sostuvo el grupo.

“La tasa de desempleo de los afroamericanos está en su menor nivel y la tasa de latinos está cerca”. “Algo de lo que estoy muy orgulloso”.
Mitad correcto, mitad falso.
Tiene razón en el desempleo afroamericano, pero no exactamente en la tasa para los latinos. La Oficina de Estadísticas Laborales informó el mes pasado que la tasa de desempleo de los afroamericanos cayó a 6.8% en diciembre, la más baja desde que el gobierno comenzó a rastrear la cifra en 1972. En la administración de Trump se ha reducido a 1 punto porcentual.
La tasa de desempleo para los latinos, que la oficina ha rastreado desde 1973, fue del 4,9% en diciembre. El mínimo histórico es del 4,8%, alcanzado en 2006 y en 2007.
“Estados Unidos ahora exporta energía al mundo”

Falso.

Trump ya ha dicho esto antes, y aunque no está claro exactamente lo que quiere decir, casi todos los significados posibles son falsos. La declaración podría significar que EEUU acaba de comenzar a exportar energía. Eso obviamente está mal: EEUU ha exportado productos derivados del petróleo, por ejemplo, durante más de un siglo.

O podría significar que Estados Unidos ahora es más de lo que importa; en otras palabras, que Estados Unidos ahora es un exportador neto de energía. Eso puede suceder dentro de la década, pero aún no ha sucedido, según las propias cifras de la administración.

El Departamento de Energía publica un informe anual de la producción de energía, las exportaciones y las importaciones de EEUU. En su última evaluación, el departamento estima que el país se convertiría en un exportador neto para 2026. En algunos escenarios, eso podría ocurrir antes.
O tal vez Trump quería decir que es un desarrollo relativamente nuevo, pero tuvo lugar bajo la administración de Obama. Durante décadas, la ley de EEUU prohibió la mayoría de las exportaciones de petróleo crudo. El Congreso derogó la prohibición en 2015, y Obama firmó la derogación de la ley. Las exportaciones comenzaron hace dos años, mucho antes de la elección de Trump.
“Desde que aprobamos los recortes de impuestos, aproximadamente 3 millones de trabajadores ya han recibido bonificaciones por reducción de impuestos, muchos de los miles de dólares por trabajador”, dijo Trump.
Mitad correcto, mitad falso.
La cantidad de trabajadores parece ser correcta, pero el monto no lo es. Los conservadores estadounidenses para las reformas fiscales han mantenido una lista actualizada de anuncios de bonificaciones o eleva a sus empleados debido a los recortes de impuestos.

Hasta el martes, el grupo dijo que al menos 3 millones de estadounidenses reciben “bonificaciones especiales por la reforma tributaria”. La mayoría de las compañías están dando exactamente 1.000 dólares.