Llegaron a recoger al niño a la guardería y le faltaba un trozo del dedo

FreeStock: El centro no llamó al 911 a pesar de la emergencia. (Foto ilustrativa)

Los padres de un niño de Nueva York están furiosos después de que su hijo se volara parte de su dedo en la guardería y los encargados no llamaran al 911.

 

“Esto sin mencionar que le herida fue tan severa que perdió la punta de su dedo”, dijo la madre del pequeño Kathy Blank a WCBS.

Kathy y Jeff Blank dijeron que a su hijo le faltaba parte de su dedo pequeño cuando sus abuelos fueron a recogerlo a The Learning Experience, ubicado en Dobbs Ferry.

Un miembro del personal explicó que su mano quedo pillada cuando cerraron la puerta. El terrible accidente ocurrió cuando la maestra iba tras otro niño.

“Ella quitó el papel toalla y vio que su hueso estaba expuesto y vio que le faltaba la parte superior de su dedo”, dijo el padre explicando lo que vio la abuelita del niño.

El pequeño Max tuvo que ser llevado al hospital de emergencia, donde los doctores pudieron injertarle nuevamente la puntita de su dedito.

“Estoy en shock y aturdida por el hecho de que este establecimiento no pensó en llamar al 911”, sostuvo Kathy. Mientras su esposo dijo que “solo ha sido un error de juicio tras otro y más fallas de la guardería”.   

Los padres alertaron al Departamento de Niños y Familias de Nueva York que – después una investigación –  le retiró la licencia para operar al negocio. Los récords del Estado demostraron que el lugar tuvo mas de 60 violaciones en el 2018