Libro revela que gobierno de Vicente Fox recibió millonario soborno del Mayo Zambada

Personas de alto rango en el gobierno mexicano de Vicente Fox (2000-2006) aceptaron sobornos de 3 millones de dólares de narcotraficantes del Cártel de Sinaloa, según un nuevo libro que recoge testimonios de Vicente Zambada Niebla y su abogado, y que también asegura que los hijos de la ex primera dama Marta Sahagún vendían químicos precursores de metanfetamina a dicho cártel.

Vicente Zambada Niebla, de 32 años, es hijo de Ismael ‘El Mayo’ Zambada, el misterioso hombre fuerte que codirige el Cártel de Sinaloa. Antes lo encabezaba con Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán Loera, de modo queahora lo estaría liderando junto con los hijos de Guzmán.

Zambada Niebla, alias ‘El Vicentillo’, fue detenido en 2009 y extraditado a Chicago el año siguiente; a mediados de 2019 fue condenado a 15 años de prisión.

Ya en detención preventiva, contactó a la periodista Anabel Hernández para darle información, según dice la reportera en un fragmento de su libro de próxima publicación “El traidor”. En el texto se menciona que operadores del cártel le dieron 3 millones de dólares al antes Secretario de Seguridad Pública Genaro García Luna para que el Cártel de Sinaloa determinara qué agentes iban a estar en su zona de control.

“Durante su gestión en la AFI [Agencia Federal de Investigación, ahora Policía Federal Ministerial], García Luna y su equipo de colaboradores más cercano… fueron señalados en la unidad de asuntos internos de la procuraduría por corrupción y vínculos con el Cártel de Sinaloa”, escribe Anabel Hernández.

El libro agrega que en el gobierno que siguió al de Fox, dirigido por Felipe Calderón, “el propio presidente recibió millones de dólares en sobornos” pese a que Calderón declaró la llamada guerra contra el narcotráfico.

Pagos mensuales

En una parte del libro que incluye una carta de Zambada Niebla se habla también de pagos mensuales a comandantes de policías estatales, municipales, federales y judiciales para comprar protección a largo plazo o para ocasiones en las que el cártel necesitara pasar un cargamento por ciertas zonas.

“Para [pagarle a] la Policía Federal teníamos el código ‘Los Azules’”, dice un texto atribuido al Vincentillo. “’Zapatones’ les llamábamos a los militares”, agrega. También habla de “mensualidades” a delegados de la Procuraduría General de la República: “El 99% de la PGR es corrupta y nosotros les damos todo el dinero”, describe el texto.

Parte de la información en el libro de Hernández incluye lo que también declararon en el estrado tanto Vicentillo como su tío, Jesús Zambada, a finales del año pasado y a principios de este durante el juicio a El Chapo.

Jesús Zambada, por ejemplo, dijo en noviembre de 2018 en un testimonio jurado que sobornó personalmente a García Luna, y llegó a mencionar haberle dado 6 millones de dólares a un expresidente cuando estaba en funciones, aunque no salió a la luz de cuál mandatario se trataría.

Vicentillo también dijo durante ese juicio que en 2007 se reunió con políticos “de alto nivel” y con representantes de Pemex, la petrolera estatal mexicana, para discutir la posibilidad de usar un barco tanquero para transportar cocaína.

En “El traidor”, Hernández también incluye declaraciones del abogado de Vicentillo que hacen referencia a presunta corrupción de más integrantes del gobierno, sobre todo los hijos de la ex primera dama Marta Sahagún de Fox.

“Tenían controladas todas las aduanas y ellos mismos vendían el precursor químico [pseudoefedrina] al cártel para producir las metanfetaminas”,  escribe Hernández que le dijo el abogado de Zambada Niebla. “Los hijos de Marta no sabían qué hacer con el dinero, sótanos llenos de billetes”, habría dicho Fernando Gaxiola.

Hasta la publicación de esta nota, Vicente Fox no se había pronunciado respecto a lo dicho en el libro. Desde el año pasado Genaro García Luna y Felipe Calderón negaron las acusaciones en comunicados a prensa.

¡Llévanos contigo! Síguenos en Facebook o Twitter