Una mujer de Lincoln gastó $190 mil dolares desde su ordenador utilizando tarjetas de crédito robadas. Este martes se le otorgó la libertad condicional y se le ordenó pagar una restitución.

Amanda Koeber de 35 años había sido condenada por intento de robo en febrero.

En abril de 2016, investigadores de Wisconsin contactaron a la policía de Lincoln por un posible caso de fraude diciendo que alguien había obtenido información de la tarjeta de crédito de un negocio de allí y lo utilizaron para realizar compras en Lincoln, dijo la policía.

Koeber fue detenida en abril de 2016. Un juez la sentenció a cuatro años de libertad condicional y 30 días de arresto en su casa y le ordenó pagar $ 10,000 en restitución.

Hola Nebraska