Les hicieron creer a todos que era un acto de generosidad. Ahora enfrentan cargos por estafa con GoFundme

Una pareja de Nueva Jersey acusada de estafar a un buen samaritano sin hogar por cientos de miles de dólares tras una recaudación de fondos online que se hizo viral hace un año, había conspirado con él para inventar una “historia ficticia”, alegan los fiscales.

 

Una queja obtenida por NBC Filadelfia dice que la pareja integrada por Mark D’Amico y Kate McClure inventaron una campaña de GoFundMe en honor a Johnny Bobbitt Jr. para que los tres pudieran recaudar dinero engañando a generosos donantes.

Mantuvieron la estada al evitar que los donantes obtuvieran información que pudiera afectar su juicio sobre la campaña y “al no corregir su historia”, agregó la queja.

Se espera que los tres enfrenten cargos que incluyen conspiración y robo por engaño, dijo una fuente familiarizada con el caso a NBC Filadelfia, agregando que D’Amico y McClure se entregaron a las autoridades el miércoles.

Ernest Badway, un abogado de D’Amico y McClure, dijo a NBC News el jueves temprano que no tenía comentarios sobre el caso.

Chris Fallon, abogado de Bobbitt, no pudo ser contactado de inmediato.

La historia comenzó el otoño pasado cuando Bobbitt, un veterano Marine sin hogar, le dio a McClure sus últimos $ 20 después de que ella se quedó sin gasolina en una rampa de la autopista en Filadelfia, dijo. Conmovidos por el gesto, McClure y D’Amico comenzaron una campaña de GoFundMe para Bobbitt.

“Johnny no me pidió un dólar y no pude pagarle en ese momento porque no tenía efectivo, pero he estado visitando su lugar durante las últimas semanas”, escribió McClure en su publicación.

La amabilidad de Bobbitt atrajo donaciones de más de 14,000 personas y le ganó $ 402,000. “¡¡Él nunca más tendrá que preocuparse por un techo sobre su cabeza !!” publicó más tarde la pareja en GoFundMe y agradeció a “todos los que participaron en esta increíble travesía”.

Pero Bobbitt creyó que la pareja estaba invirtiendo algo del dinero en sí mismos y, a fines de agosto, sus abogados presentaron una demanda para intentar forzar a McClure y D’Amico a entregar el efectivo restante.

Los abogados de Bobbitt alegan que él solo recibió $ 75,000 del dinero recaudado y que la pareja gastó donaciones en artículos como un auto BMW y en vacaciones de lujo.

La pareja negó las acusaciones y dijo que habían retenido parte del dinero porque temían que Bobbitt, que había combatido una adicción a las drogas, lo gastaría en drogas.

En septiembre, GoFundMe prometió a Bobbitt que recibiría el resto del dinero que se le debía. No estaba claro el jueves si el sitio de recaudación de fondos ya se lo había proporcionado. Un portavoz no pudo ser contactado de inmediato para hacer comentarios.

El fiscal del condado de Burlington en Nueva Jersey comenzó a investigar a D’Amico y McClure durante el verano.