Los legisladores de Nebraska comenzaron el debate sobre un proyecto de ley que tiene como finalidad eliminar las penas mínimas obligatorias para ciertos delitos graves y podría aliviar el hacinamiento en las cárceles.

Pero muchos asientos vacíos se vieron en la Legislatura el martes por la mañana. El senador de Omaha, Bob Krist, se refirió al respecto diciendo “Estoy mirando alrededor de nuestros colegas y diciendo ¿Dónde están? ¿Dónde están?”

Los partidarios de la LB447 se mostraron muy frustrados al ver solo a un tercio de los senadores presentes en el piso.

“Estoy consternado porque este es un tema clave que afecta a las correcciones , genera superpoblación, afecta la falta de personal, nuestra seguridad en la comunidad y tenemos gente que no está escuchando” dijo la senadora de Lincoln, Patty Pansing Brooks.

Muchos presidentes de los comités programaron sesiones ejecutivas que alejaron a los senadores.

Si los reclusos son obligados a servir de 3 a 5 años antes de recibir un buen tiempo, tienen menos incentivos para comportarse o buscar programas de rehabilitación mientras están en prisión.

Y si cumplen su condena enteran y se “atascan”, el recluso no recibe supervisión luego de su liberación.

“No hay libertad condicional, no hay nadie a quien usted tenga que reportarse” dijo al respecto el senador y patrocinador de este debate, Ernie Chambers.

La medida intenta asegurar que las prisiones no estén repletas de gente que no necesariamente debe estar allí. El promedio de reclusos podría ser elegible para la libertad condicional de 2 a 3 años antes, logrando que el estado ahorre así $250,000 anuales para 2019.

De aprobarse, la ley solo afectará a los reclusos condenados luego de agosto de 2017.

Se espera que los senadores continúen el debate sobre la medida el miércoles.

Hola Nebraska