Mientras Maluma acudía al partido de Colombia contra Japón, un ladrón entró a su cuarto de hotel y se llevó cosas por un valor equivalente a US$800,000.