Un hombre paraguayo aprovecha su parecido con el presidente estadounidense para aumentar las ventas de su negocio.