Las barcas fueron en algún momento los caballos de batalla de las ciudades fluviales de Estados Unidos.

No solo arrastraron grandes cargas sino que también transportaron pasajeros por todas las vías navegables de nuestro país. Actualmente las cargas suelen tomar diferentes rutas por lo que las barcas son cada vez más una novedad. La mayoría de las personas conoce sobre las barcas del río City Star en Omaha, pero no muchos han oído hablar de la hermana meridional,  The Sprit o ‘El Espíritu’ de Brownville.

‘El Espíritu’ de Brownville ha estado ofreciendo cruceros por el río Missouri durante largas generaciones. Es una tradición muy querida en esta pequeña ciudad del río. La temporada de crucero va desde el Memorial Day hasta el Día del Trabajador. Las cenas regulares en los cruceros se realizan de viernes a domingos.

En ciertas ocasiones, los visitantes también pueden disfrutar de extraordinarias vistas de la ciudad. Las vistas del río Missouri que ofrece desde arriba y desde abajo el crucero son una experiencia que sin duda vale la pena disfrutar.

‘ El Espíritu’ de Brownville también puede ser reservado para bodas, reuniones y otros eventos privados. Es un lugar insólito y memorable donde celebrar los más especiales eventos.

River Inn Resort es la barca hermana de ‘ El Espíritu’  también está amarrada en el río de Brownville. Se ha convertido en un resort flotante fabuloso que también es muy utilizado para bodas y espacios de encuentro.

Usted podrá subir por su rampa flotante y será recibido inmediatamente por el siempre tan amable personal, el barco es grande pero solo cuenta con 18 habitaciones, la mitad frente a la costa y la mitad frente al río.

Las habitaciones se caracterizan por ser tranquilas y acogedoras. Las instalaciones son muy modernas, la cubierta es un lugar ideal para descansar y disfrutar las mejores vistas del río. El paisaje es sereno y el suave balanceo del barco es todo lo necesario para disfrutar de una tranquila siesta relajadora.

El desayuno del River Inn Resort que se sirve en el comedor es fantástico, pero en cuanto a la cena se recomienda la de ‘ El Espíritu’ .

Luego de un día completo de ver las vistas del río que siempre es agradable para descansar y reflexionar, este flotante ofrece la opción de alojamiento que es mucho más memorable que un hotel normal. Los precios comienzan desde $120 por noche.

Hoy en día las barcas se ven con una novedad, pero alguna vez fueron una parte esencial de la economía de Nebraska. Pero todavía afortunadamente se puede experimentar el encanto de los viejos tiempos de la era de las barcas en Brownville. Nada mejor que un paseo en barca y luego hacer un recorrido a pie por la preciosa Brownville, uno de los pueblos más antiguos del estado de Nebraska.