Los reportes de agresiones sexuales y violencia doméstica entre la población latina de Los Ángeles se han desplomado desde el comienzo del año, en medio de temores de que inmigrantes ilegales puedan enfrentar la deportación si interactúan con la policía o comparecen ante el tribunal.

Desde comienzos de 2017, los informes de agresiones sexuales han caído un 25% y los reportes de violencia doméstica han disminuido en un 10% entre los latinos, dijo el martes el jefe del Departamento de Policía de Los Angeles, Charlie Beck y aclaró: “No se observaron descensos similares en otros grupos étnicos”.

En todo el país, los esfuerzos del presidente Donald Trump para combatir a los 11 millones de inmigrantes que viven ilegalmente en los Estados Unidos han provocado temor y ansiedad, lo que ha llevado a muchas personas a tratar de evitar cualquier contacto con la policía, incluso denunciando los delitos de alto nivel.

Beck dijo que había una “fuerte correlación” entre el momento de la disminución de los informes y los temores de los esfuerzos acelerados para redondear y deportar a los inmigrantes.

Josh Rubenstein, un portavoz de la policía de Los Ángeles, dijo que las cifras eran “preocupantes” y que el departamento sigue observando “todos los elementos que contribuyen a la disminución de los informes”.

Los defensores dicen que el malestar entre los inmigrantes está obligando a las víctimas de crímenes violentos a permanecer en silencio: “Estamos viendo que las familias de inmigrantes tienen tanto miedo del castigo final, que representa la deportación, que pueden renunciar a sus posibilidades de justicia”, dijo Jorge-Mario Cabrera, del grupo de defensa de inmigrantes CHIRLA“No queremos estar en una situación donde las víctimas de crímenes permanecen en silencio porque temen la deportación, eso es horrible e impensable”.

Recientemente el alguacil del Condado de Los Ángeles, Jim McDonnell, dijo que los pandilleros también han estado acechando a inmigrantes indocumentados y les han dicho que serían deportados si denuncian delitos a la policía: “Ciertamente, los criminales de nuestra comunidad están utilizando eso como un arma contra la gente trabajadora, haciéndoles creer que si se presenta como testigo o como víctima a la policía o en un juzgado, se abriría el camino a la deportación”.

Hola Nebraska