la propuesta de la congresista Alexandria Ocasio-Cortez que busca dar a los indocumentados los mismos beneficios de los ciudadanos

Alexandria Ocasio-Cortez, la mujer más joven elegida al Congreso en la historia Estados Unidos, presentó la pasada semana un grupo de medidas destinadas a construir una “sociedad justa”, entre las que se incluye que los inmigrantes indocumentados reciban los mismos beneficios de bienestar que los ciudadanos estadounidenses.

La representante demócrata por el 14 distrito de Nueva York se ha convertido en la principal impulsora de este paquete de soluciones económicas.

De esta manera, la política y activista que este mes cumplirá los 30 años aspira a “proteger a nuestras comunidades”, dándole “acceso a ayudas públicas federales a extranjeros, independientemente de su estatus migratorio”, precisó en un comunicado que aparece en la página oficial de la congresista.

La representante latina detalla su plan a partir de seis medidas enfocadas tanto en la asistencia médica como las ayudas a la vivienda, la jubilación, los préstamos, las licencias profesionales y los subsidios.

En el centro de su plan se halla el combate contra la injusticia económica y las “marcadas desigualdades”, que son, dice el texto, “una de las grandes amenazas de nuestro país, nuestra democracia y nuestro planeta”.

“Nuestra nación debe reconocer que nuestra historia, inmigrantes, pueblos esclavizados y refugiados, construyeron este país —asegura el documento—. A todos nos va mejor cuando creemos una sociedad justa que incluya nuestras poblaciones más vulnerables y allane el camino hacia la prosperidad para todos”.

“Este proyecto de ley garantizaría que todas las personas necesitadas sean elegibles para los programas más grandes de la red de seguridad social, independientemente de su estado migratorio”, apunta.

Ocasio-Cortez aspira a beneficiar a los trabajadores de las empresas que colaboren con el gobierno federal con un sistema de puntos favorable para las compañías que respeten un salario mínimo de 15 dólares, que tengan sindicatos y concedan los permisos familiares.

De igual manera, AOC, como se le conoce también, quiere impulsar la llamada Ley de Reconocimiento de la Pobreza que garantizaría que el Departamento de Salud y Servicios Humanos ajuste la línea federal de pobreza para tener en cuenta estipulaciones tales como «variación de costos geográficos, costos relacionados con el seguro de salud, gastos de trabajo para la familia, necesidades de cuidado infantil y nuevas necesidades, como el acceso a la internet”.

De acuerdo con el documento, la manera en la que se mide la pobreza ya que “no se ajusta a la naturaleza cambiante de nuestros gastos”.

En otro punto, la congresista llama la atención sobre la necesidad de limitar la subida del precio anual de la renta a través de la Ley The Place to Prosper. Su plan es hacerlo a un 3%, a menos que el inquilino rompa su parte del contrato. Ello aseguraría un mercado estable de espacios de alquiler y una vivienda asequible para todos, además de controlar a los propietarios corporativos.

Por último, AOC respalda que los inmigrantes deportados sean beneficiados por una “ley de la misericordia”, capaz de hacer que quienes fueron sancionados por regresar al país tras deportación, logren acceder a una red de servicios sociales.

Su llamativo plan de derecho al bienestar para quienes viven sin un estatus legal en el país se opone plenamente a la decisión del presidente Donald Trump de negarle la visa a todo aquel inmigrante que no pueda probar que pagará la atención médica dentro de los 30 días posteriores a su ingreso al país.

Esta nueva regla de la Casa Blanca debe entrar en vigor el próximo 3 de noviembre y busca poder frenar la entrada de los inmigrantes que “sean una carga financiera para Estados Unidos”.

«Si bien nuestro sistema de atención médica se enfrenta a los desafíos causados ​​por la atención médica no compensada, el Gobierno de Estados Unidos está empeorando el problema al admitir a miles de extranjeros que no han demostrado ninguna capacidad para pagar sus costos de atención médica”, expresó el propio mandatario en un comunicado.

Como reacción, Alexandria Ocasio-Cortez publicó un tuit condenando esa política como “hipocresía, xenofobia y barbarie, todo en uno”.

Luego agregó: “Estados Unidos ni siquiera les ofrece atención médica garantizada a sus propios ciudadanos, pero quiere exigirla a personas de otros orígenes nacionales”.

¡Llévanos contigo! Síguenos en Facebook o Twitter