La exposición se trata de la tercera exhibición de Sean Kenney en el Jardín Botánico de Omaha. Entre las piezas creadas con LEGO se puede encontrar un maravilloso pavo real, una libélula gigante, una gran araña, una mariposa monarca típica de la región y un ciervo. Estas piezas de arte creadas con los ladrillos lego se conectan directamente con la naturaleza y están construidas con más de 450.000 piezas.

A post shared by Hola Nebraska (@hola.nebraska) on

La exhibición cuenta con 13 pantallas desde donde apreciar cada una de las obras de arte. La entrada tiene un costo de $10 para adultos y $5 para niños de 6 a 12 años, mientras que aquellos pequeños que aún vayan al jardín de infantes tienen entrada totalmente gratuita.

El artista demostró como las piezas LEGO pueden unirse entre sí para crear algo divertido, complejo y colorido al igual que la naturaleza.  Todos los seres vivos de la Tierra están interconectados, dependen de los otros y forman una red compleja y sorprendente, eso es lo que Kenney intenta mostrar en su exposición.

Los visitantes aprenderán cómo los ecosistemas dependen de la diversidad para sobrevivir y prosperar, cómo la actividad humana tiene un impacto profundamente arraigado y, a menudo permanente en nuestro planeta y muchos otros mensajes.

¿Quién es Sean Kenney?

Durante casi diez años Sean Kenney ha estado utilizando los ladrillos LEGO como un medio de escultura contemporáneo. Sus trabajos han aparecido en The New York Times, The Wall Street Journal y demás. En varias ocasiones creó piezas para programas de televisión y para celebridades.

Cada escultura llega a la gente tanto como un reflejo de su infancia y como una pieza escultórica. Sean tiene como objetivo despertar la creatividad en el espectador, especialmente en el caso de los niños, que pueden de esta manera visualizar la creación de algo grande que pueden crear por sí mismos en casa con sus propias piezas LEGO.

A post shared by Hola Nebraska (@hola.nebraska) on