Las autoridades están investigando después de que un bebé murió el martes en una guardería de Lincoln, pero no sospechan de un acto criminal que resulta en lesión, dice la policía  sin embargo, van a atender un procedimiento estándar para investigar.

Alrededor de las 3 p.m., la Policía de Lincoln y los Departamentos de Bomberos y Rescate respondieron al informe de un bebé en crisis médica en una guardería en la cuadra 6900 de South 52nd Street. El cuidador había iniciado RCP.

Los primeros en responder continuaron los esfuerzos de salvar vidas en el camino al hospital, donde el infante fue declarado muerto.

 

La oficina del abogado del condado de Lancaster ha solicitado una autopsia.

 

Autor:
World-Herald News Service
Traducción:
Daniel Herrera – Digital Media S.