La depresión posparto puede ser más seria de lo que se piensa.

La depresión posparto afecta no sólo a las madres de familia, sino a sus bebés e incluso hasta los padres. Es por ello que se busca crear más conciencia en nuestra comunidad.