Jaquez Clifton es un hombre de Omaha que se encuentra cumpliendo una sentencia de cadena perpetua por asesinato. Luego de intentar influir en la decisión de la Corte Suprema de Nebraska, su apelación fue rechazada.

El hombre está condenado por asesinar a tiros a Frank Sanders de 59 años, luego de robarle en julio de 2014, en las calles 33 y Howard.  Sanders fue declarado muerto en el lugar.

En 2015 Clifton recibió su condena por asesinato y portación ilegal de armas.

Tras la investigación, la policía pudo determinar que ambos hombres se encontraban en una transacción de drogas que terminó en un robo.

El viernes, el alto tribunal del estado rechazó los argumentos de Clifton de que la policía había violado sus derechos y que el tribunal de primera instancia erróneamente había permitido despedir a los candidatos afroamericanos del jurado.