El trofeo que todo futbolista sueña levantar conquistó tierras mexicanas, antes de pisar Telemundo y suelo estadounidense.