Luego de que su hermana Kourtney incendiara las redes con sus sensuales fotos en tanga, Kim Kardashian decidió hacer su propia jugada e ir un poco más allá. Por eso, este lunes la estrella de reality publicó en Instagram una colección de fotos en las que enseña demasiada piel.

Con un nuevo look de cabello trenzado, la esposa de Kanye West decidió lucir su silueta con muy poca ropa. El fotógrafo Marcus Hyde fue el encargado de retratar a Kim, y ella compartió orgullosa las imágenes en su perfil de Instagram.

A sus 37 años, y luego de haber vivido dos embarazos, Kim quiere mostrarle al mundo que tiene cuerpazo, así que sin pensarlo mucho, la mamá de North, Saint y Chicago —quien nació hace unos días a través de un vientre subrogado— se puso una diminuta tanga y se quitó el bra.

Con sus trenzas al estilo Bo Derek, la modelo que apareció en la película “10”, de 1979, y con el bootyal aire, Kim se dispuso a “romper internet” con sus sugerentes poses, tal y como escribió Hyde en la red social.

A post shared by Marcus Hyde (@marcushyde) on

En otra de las sexis imágenes, Kardashian aparece con un suéter blanco, sentada frente a un espejo, dejando que su trasero se refleje en él.

Con ese mismo cardigan, se metió a la ducha…

A post shared by Marcus Hyde (@marcushyde) on

Y luego se sentó de espaldas a la cámara, para que todos pudieran ver bien su tanga.

De todas las ardientes fotos tomadas con una Polaroid, la que más furor ha causado en su primera hora de publicación es en la que Kim hace topless y se cubre solamente con una tanga y un abrigo de piel.

Esa sexy imagen ya supera el millón de likes, y en los comentarios, usuarios como @luciane3011 han dicho que es como estar disfrutando de “Playboy de forma gratuita”.