Jovencita secuestrada durante tres meses ya se reunió con su familia

Noticias Telemundo

Foto: Barron County Sheriff's Department

Cuando el abuelo de Jayme Closs la vio por primera vez en casi tres meses, la abrazó como si nunca hubiera querido dejarla ir.

 

“Oh, fue tan bueno solo abrazarla. Qué maravilloso fue que ella regresara y que pudiera abrazarla otra vez “, dijo Robert Naiberg.

Las autoridades habían estado buscando a Jayme, de 13 años, desde el 15 de octubre, cuando encontraron a sus padres muertos a tiros en su hogar en Barron, Wisconsin.

Esa búsqueda terminó el jueves cuando la niña desaparecida emergió repentinamente de los bosques cerca de Gordon, Wisconsin. Pidió ayuda a una mujer que paseaba a su perro, diciendo que había estado cautiva en una cabaña cercana y que había escapado.

La policía arrestó y acusó a Jake Patterson, de 21 años, de secuestro y asesinato. Se espera que sea acusado formalmente en corte el lunes. Sus abogados defensores dijeron el domingo que están solicitando que comparezca ante el tribunal en persona en lugar de hacerlo a través de video.

“Tenemos un trabajo que hacer, en términos de representar a nuestro cliente y proteger sus derechos e intereses, pero también entendemos el dolor y la emoción que se ha generado dentro de esta comunidad”, dijo el abogado defensor Richard Jones en una conferencia de prensa.

Las autoridades han dicho que el objetivo de Patterson la noche en que irrumpió en la casa de Closs era secuestrar a Jayme, pero no está claro cómo Patterson la conoció, especialmente porque vivía a una hora de distancia.

Los investigadores dijeron que no hay evidencia de ninguna interacción en internet entre él y Jayme. Su familia insiste en que no conocen al hombre. Naiberg le dijo a The Associated Press que Jayme le dijo a los agentes del FBI que no conoce a Patterson en absoluto.

“Antes de disparar y matar, él (el sospechoso) se afeitó la cabeza para no dejar ningún ADN en la escena del crimen; trató de ocultar su huella evidencial”, dijo la policía en un comunicado.

Desde su emotivo reencuentro, Naiberg ha visto a su nieta todos los días. La jovencita pasó tiempo con su familia extendida, pero aún no se ha reunido con sus amigos, dijo su tía Suzi Allard.

Jayme fue trasladada a un hospital el jueves por la noche donde se le mantuvo bajo observación. Cuando fue dada de alta el viernes, se reunió por primera vez con la hermana de Allard, quien la llevó a ver a su abuelo, a su tía y a otros 10 miembros de la familia.

Antes de la llegada de Jayme, su familia le compró una nueva cama, almohadas y ropa, dijo Allard. Decoraron su habitación con mariposas, que la madre de Jayme, Denise, amaba particularmente.

Desde su regreso, ha pasado tiempo viendo películas y hojeando álbumes y mensajes que la familia reunió mientras estaba desaparecida. Su abuelo compartió con ella algunos de los muchos mensajes de bienvenida que han recibido de personas lejanas y cercanas. La familia grabó el funeral de sus padres para que ella lo pueda ver cuando esté lista.

A pesar de que se ríe y sonríe con su familia, la terrible experiencia obviamente ha afectado a la adolescente, según Allard.

“Ella sonríe, se ríe, habla. No mucho, ya sabes, no mucho “, dijo. “Ella tiene mucho en su pequeño cerebro. Mucho por procesar “.

Aún no han hablado del tiempo que ella estuvo desaparecida.

“Cuando esté lista para hablar, lo hará. Pero todavía no le hemos preguntado nada “, dijo Allard.

Jayme ahora se está quedando con su tía Jennifer, quien la cuidó durante 11 años mientras Denise estaba en el trabajo, dijo Allard.

Durante las últimas dos noches, Jayme ha dormido en la cama con su tía Jennifer, su perro y el perro de Jennifer, dijo Allard.

Naiberg dijo que Jayme quiere volver a la escuela.

“Mi hermana significaba el mundo para mí y no se rendía. Íbamos a encontrar a su hija porque su hija significaba el mundo para sus padres”, dijo Allard.