La policía se encuentra investigando una amenaza de bomba que sucedió el miércoles por la mañana en el centro de la comunidad judía de Omaha, no habría sido la primera sino que una serie de amenazas se produjeron contra otros centros judíos del país.

Los oficiales de la policía respondieron a la amenaza alrededor de las 6,20 am. Se buscó en el edificio pero no se encontró nada y la instalación volvió a abrir sus puertas.

La policía de Omaha, el FBI y la Fuerza Aérea Contra el Terrorismo están trabajando en la investigación.

A post shared by JCC Omaha (@jccomaha) on

Hola Nebraska