Desde hace algunos años, según la Comisión Nacional de Inmigrantes (entidad son ánimo de lucro) ha indicado que o9s hispanos han empezado a elegir mucho más seguido a los estados de Nebraska e Iowa como sus destinos preferidos para establecerse y cumplir el sueño americano.

Desde principios de 2008, las estadísticas muestran que 2 de cada 10 inmigrantes prefirieron estos dos estados y a finales del año 2016, 4 de cada 10 inmigrantes (un 100% más) han querido iniciar su vida lejos de sus países en estos dos estados del norte de Estados Unidos.

¿Las razones? tenemos algunas que podrían ser interesantes para estudiar:

Más facilidad de trabajo: para los médicos y las enfermeras puede ser mucho más fácil encontrar trabajo en Nebraska ya que la demanda de estas dos importantes profesiones no ha descendido desde el año 1982.

Calidad de vida: buenos vecindarios, excelente cobertura escolar, seguridad como punto de partida en las políticas estatales, Iowa y Nebraska se han convertido en la referencia más relevante en todo Estados Unidos. El servicio médico en estos dos estados se consideran como el primero y segundo a nivel nacional.

Variedad agrícola: la alimentación se la toman muy en serio en estos dos estados. La variedad agrícola es uno de los principales atractivos para las personas que desean tener una excelente aventura culinaria y por esta razón, la cantidad de restaurantes ubicados en Iowa, por ejemplo, duplica a los de estados como California en variedad.

Facilidad para establecer un negocio: personas de todo el país han ido a vivir a Nebraska a establecer sus propios negocios sin el temor de fracasar y sobre todo con excensiones de impuestos en los primeros trimestres de establecido.

Aparte de estos cuatro puntos que se podrían explayar en cientos de párrafos, Iowa y Nebraska han mantenido muy regular y constante la cantidad poblacional en sus ciudades principales, lo que aumenta el interés de muchos inmigrantes hispanos que ven la oportunidad de poblar ciudades prácticamente desoladas. Esto genera que la tierra sea más barata que otros estados y las cosas sean mucho más simples en cuanto a la cantidad de trabajos que se pueden conseguir.

El costo de vida es mucho más bajo que el promedio. Está alrededor del 10 por ciento por debajo de la media nacional y mucho menor en ciudades más pequeñas. Además, en 2010, Forbes nombró a Iowa como el estado que tiene las áreas metropolitanas más asequible de la nación.

Una de las mejores cosas de Iowa y Nebraska es que no hay mucho tráfico. Casi nunca hay atascos de tráfico, especialmente si se vive en una pequeña ciudad o un suburbio.

Por esta u muchas razones más, muchos hispanos están prefiriendo estos dos estados para asentarse con sus familias y empezar el sueño americano.

Hola Nebraska