La victoria de Donald Trump no ha dejado satisfechos a los inmigrantes, quienes en desacuerdo con sus políticas inmigratorias han anunciado que alzarán su voz este 1 de mayo en varias protestas que se llevarán a cabo, algunas de ellas en Nueva York, Los Ángeles y Chicago.

Se espera que acudan a la protesta decenas de miles de personas, habrá una vigilia nocturna en Phoenix, una manifestación de agricultores en las afueras de Miami y una marcha frente a la Casa Blanca. En Seattle no solo habrá marchas a favor de los inmigrantes sino también en contra del capitalismo, organizadas por activistas que amenazaron con obstruir una de las principales vías de la ciudad.

Algunos grupos reconocieron que muchos inmigrantes que están sin permiso en el país temen marchar porque no quieren llamar la atención ya que podrían ser deportados. Pero los dirigentes están incentivandolos recordándoles que es una causa importante y que mientras más personas acudan, más seguros estarán.

A poco tiempo de los cien días en el poder de Donald Trump, ha demostrado que le da extrema prioridad a la aplicación de leyes inmigratorias, pidiendo la construcción del muro en la frontera de México, prohibiendo la entrada de personas de seis paises musulmanes, arrestando inmigrantes por estar ilegalmente en el país y amenazando con quitarle apoyo económico a las llamadas “ciudades santuario” que se han comprometido a cuidar a sus ciudadanos de las deportaciones.

Hola Nebraska