Testigos aseguran haber visto a muchos oficiales armados en varios puntos; muchos inmigrantes fueron sacados de sus casas