ICE lo encarceló dos años y lo quiso deportar pese a ser estadounidense. La culpa fue de una infidelidad

 El Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, en inglés) mantuvo arrestado durante dos años a un hombre al que consideraba un inmigrante irregular, y al que incluso intentó deportar antes de que un juez refrendase que es ciudadano estadounidense y ordenara ponerlo en libertad, según ha reportado la web informativa Buzzfeed.

 

Levy Jaen, de 46 años y padre de cuatro niños, nació en Panamá. Su madre tenía entonces un amante, y en el certificado de nacimiento figura el nombre de ese hombre; sin embargo, la mujer siguió casada con su marido, y Jaen creció creyendo que su padre era realmente su padre.

 

En 1988, cuando tenía 15 años, Jaen emigró a Estados Unidos, pero para entonces su padre había conseguido la nacionalidad estadounidenses, y él, que se creía su hijo, dio por hecho que la tenía también automáticamente por ser hijo suyo. Sin embargo, en 2016, después de cumplir condena durante dos años por posesión de drogas, ICE intentó deportarlo.

 

Sus abogados arguyeron que había nacido dentro de un matrimonio en el que uno de los progenitores era ciudadano estadounidense, el hombre al que consideraba su padre. Pero ICE replicó que, si no era su padre biológico, no podía considerarse su padre en materia migratoria.

 

El pasado mes de abril, sin embargo, una corte de apelación confirmó que Jaen es ciudadano estadounidense. Ese mismo día, volvió con su familia a Nueva York.

 

La semana pasada, la corte explicó su sentencia, asegurando que en este país un niño nacido dentro de un matrimonio es considerado hijo del padre aunque no lo sea biológicamente.