Horrendo descubrimiento en el fondo del Gran Agujero Azul

En el fondo de la gigantesca caverna en aguas de Belice, hallaron algo que dejó perplejos a los exploradores. Foto: wstera2/Flickr

En aguas de Belice, el país centroamericano, existe un gigantesco agujero en el Mar Caribe y que se considera como una de las cuevas submarinas más grandes del mundo. 

 

Allí, miles de buceadores se dieron a la tarea de explorar el sitio y uno de ellos fue el empresario multimillonario Richard Branson, quien se sumergió hasta el fondo acompañado de Fabien Cousteau, nieto del explorador francés Jacques Custeau y de la exploradora de National Geographic Erika Bergman.

Durante la expedición, según detalla Branson en su blog, el grupo encontró restos de animales marinos muertos y una pared de estalactitas que se había formado en tierra seca.

 

Algunas investigaciones indican que esta caverna subterránea marina pudo haber sido tierra firme hace 10,000 años. 

Según los expertos, los animales marinos pudieron haber caído en el agujero y fallecido por falta de oxígeno al descender unos 290 pies. En estas profundidades encontraron sulfuro de hidrógeno, un gas tóxico incoloro que se formó hace varios siglos. 

Sin embargo, lo mayor sorpresa que se llevaron fue con lo que encontraron en fondo de la caverna: una enorme cantidad de basura plástica. 

“Desafortunadamente vimos botellas de plástico al final del agujero. Son una verdadera plaga para el océano”, agregó Branson.

Según expertos, el plástico es un material muy difícil de erradicar y es el principal problema de contaminación que enfrenta el planeta. 

Además del fondo del mar, se ha encontrado plástico en el hielo del Mar Ártico y en las montañas de Suiza.