Un hombre que fue baleado por la policía el sábado en el sur de Omaha embistió a dos patrullas policiales con un Dodge Durango en un aparente intento de huir, dijo el domingo un portavoz de la policía.

Jacob K. Osbon, de 26 años, fue llevado al Centro Médico de Nebraska con lesiones que no se consideraban peligrosas para su vida. Está bajo custodia policial y será arrestado bajo sospecha de posesión de un vehículo robado y dos cargos de destrucción de propiedad cuando sea liberado del hospital, dijo el vocero.

Los oficiales Jacob Chong y Matthew Stigge dispararon sus armas en el incidente, que fue grabado en las cámaras corporales de la policía.

El incidente tuvo lugar cerca de callles 19th y Q. Comenzó a las 5:52 p.m. cuando el 911 del Condado de Douglas recibió una llamada anónima que decía que dos hombres armados en un Dodge Durango robado planeaban robar el GI Forum cerca de las calles 20 y N. Se decía que conducían un Durango plateado o gris 2005 con placa de Iowa GWC 442.

La persona que llamó dijo que los sospechosos tenían la intención de robar el lugar a las 6 p.m.

Los oficiales Chong y White corrieron al área, al igual que los oficiales de la unidad de pandillas Matthew Stigge y Robert Wiley.

A las 6 p.m., los oficiales encontraron el Durango – ocupado – detrás de 5222 S. 19th St., que está a pocas cuadras del GI Forum. Los oficiales se detuvieron detrás del Durango, y los cuatro oficiales salieron de sus vehículos.

Los oficiales se pueden oírse en las grabaciones de las cámaras corporales y le ordenan al conductor que se detenga. En lo que parece ser un esfuerzo por escapar, se oye y se ve a Osbon acelerando el motor del Durango mientras retrocedía hacia las dos patrullas, dijo el portavoz de la policía.

El conductor acelero y dio marcha atrás, embistiendo a las dos patrullas por segunda vez. Las colisiones causaron daños significativos a los tres vehículos. Los oficiales Chong y Stigge dispararon sus armas. El Durango se detuvo, y el conductor y dos pasajeros fueron esposados ​​sin incidentes.

Los oficiales pidieron escuadrones de rescate del Departamento de Bomberos, que llevaron al conductor y los pasajeros al Centro Médico de Nebraska. Los pasajeros fueron tratados por lesiones menores por escombros voladores dentro del vehículo y fueron liberados. No se presentaron cargos de inmediato contra los pasajeros, dijo el portavoz de la policía.

Ningún oficial resultó herido durante el incidente.

Los cuatro oficiales llevaban cámaras corporales, y ambas patrullas tienen cámaras de video que capturaron lo sucedido.

Todos los oficiales involucrados han sido asignados a tareas administrativas pendientes conformo esta la investigación, según la política departamental normal.

 

Autor:
World-Herald News Service
Traducción:
Daniel Herrera – Digital Media S.