Una llamada de pedido de ayuda a los bomberos el jueves terminó con un hombre bajo custodia policial.

El hecho ocurrió cerca de la calles 43 y Madison, las tripulaciones respondieron a una llamada médica.

Según informó la policía, el hombre iba en una camioneta y seguía a los bomberos, confrontándolos en la escena.

En un momento el hombre colocó sus manos en su espalda como si estuviera por sacar algún tipo de arma.

La policía encontró una pistola de aire comprimido dentro del vehículo. El hombre permanece detenido acusado de varios cargos como amenazas terroristas.


Hola Nebraska