Mike Flood salió a responder rápidamente el jueves para sofocar los rumores que decían que podría desafiar al gobernador Pete Ricketts en las primarias republicanas del 2018.

El ex presidente de la Legislatura dijo que esto no será así ya que no siente que sea su momento para presentarse a gobernador. Este rumor fue impulsado por el ex gobernador republicano Dave Heineman quien en una entrevista por radio el miércoles se refirió a Flood diciendo que sería un ‘gobernador excepcional’ especialmente por su poder de oratoria.

El abogado de Norfolk que dirige una red de estaciones de radio y televisión de baja potencia en Nebraska, no descartó que en un futuro pueda aspirar a un alto cargo, pero definitivamente no será el próximo año.

En cuanto a su opinión respecto al gobernador actual, Flood dijo que “Pete Ricketts es un buen hombre y seguramente sea reelegido en el año 2018”. Agregó además que el desea que permanezca activo en el partido y ayude a elegir a los republicanos.

 Flood puso fin a su campaña como gobernador en 2012 por un problema familiar, a su esposa Mandi Flood le habían diagnosticado cáncer. Afortunadamente, según contó el jueves, en la actualidad su familia se encuentra en un buen estado de salud.
Heineman habló esta semana sobre la carrera para las elecciones de 2018 y dijo que no está planeando volver a su antiguo trabajo pero que conoce a alguien que podría hacerlo realmente bien.

“Voy a decir que Mike Flood haría un gobernador sobresaliente”, dijo el incondicional republicano el miércoles en una entrevista con el locutor de radio KLIN Coby Mach.

Cuando se le preguntó a Heineman si tiene pensado respaldar a Ricketts para un segundo mandato el no dio una respuesta directa, lo que hace creer que no está seguro de ello.

“El gobernador ha tenido algunos problemas”, dijo Heineman. “Él tiene que trabajar a través de aquellos. Estoy decepcionado porque no hemos podido resolver el tema de los impuestos a la propiedad aquí en Nebraska “.

En el pasado, Heineman se mostró reacio a cerrar la puerta para ser otra vez gobernador ya que dice que es el “mejor trabajo del estado” y ahora con sus comentario recientes las posibilidades de que reaparezca en la política parecen estar cada vez más cerca.

“Eso no es ciertamente mi plan. Todo el mundo malinterpreta a veces los comentarios, creo que dije hace mucho tiempo, ‘Nunca digas nunca’”, dijo Heineman. “Estoy feliz con mi vida en este momento.”

Dave Heineman ocupó el cargo de gobernador de Nebraska desde el año 2005 hasta el 2014. Nada menos que nueve años, convirtiéndose así en el gobernados con más años de servicio en la historia del estado. Ahora es miembro de la junta directiva de una empresa de fabricación de Kansas City, propiedad de uno de sus más fuertes apoyos políticos, Charles W. Herbster