Hay millones de becas estudiantiles para los latinos, pero ellos lo desconocen

In this photo taken Oct. 11, 2017, Ellen Tara James-Penney, right, a lecturer at San Jose State University, talks with a student at the end of her English class on the university's campus in San Jose, Calif. The booming economy along the West Coast has led to an historic shortage of affordable housing and has upended the stereotypical view of people out on the streets. Reporting by The Associated Press finds that many of them are employed, working as retail clerks, plumbers, janitors _ even teachers. They go to work, sleep where they can and buy gym memberships for a place to shower. (AP Photo/Marcio Jose Sanchez)

Cada vez hay más latinos que optan por inscribirse en la universidad, a pesar del alto costo económico que podría representarles.

Si bien las cifras han alcanzado un récord, aún hay cientos de miles que desconocen que sus esfuerzos podrían ser premiados con becas y dinero para sus colegiaturas.

Los latinos “desconocen esta base de datos de becas. Es una pena; tenemos 7 millones de becas y $ 41 mil millones en ayuda “, dijo, a NBC News María Fernanda Trochimezuk, portavoz de las becas Fuentes de financiación de la matrícula (TFS).

La vocera agregó que los estudiantes deberían no solo solicitar ayuda financiera, sino también becas y familiarizarse con los recursos en línea para la financiación de la universidad.

La página web de la TFS ofrece a los estudiantes información veraz y actualizada de las becas disponibles, las cuales provienen directamente de las instituciones académicas.

“Las becas TFS se inspiraron en la experiencia de mi propio padre como director de una escuela secundaria de la ciudad, y surgió la constatación de que se podía hacer más para apoyar a los estudiantes que buscan becas universitarias”, dijo el presidente de TFS, Richard Sorensen, quien lo fundó en 1988.

Pero a pesar de las diversas fuentes de ayuda e información, aún hay cientos de miles de estudiantes universitarios, graduados y profesionales que desconocen las múltiples vías para asegurar económicamente sus estudios.

“Hay una conciencia limitada de que estos recursos están disponibles”, dijo Deborah Santiago, vicepresidenta de Políticas e Investigación de Excelencia en Educación, una organización que trabaja para elevar la financiación de las universidades latinas.

Kelsey Alamillo, una estudiante latina de 17 años de la Universidad Estatal de California, ha solicitado varias becas en el sitio web de TFS, pero lamenta no haber conocido este programa anteriormente.

“El proceso es un poco difícil, pero como lo veo es que es como un trabajo de medio tiempo. El trabajo duro puede valer la pena. Incluso los más pequeños cuentan. No importa si es de 10.000, 1.000 o 500. Todo suma”, dijo sobre el proceso de ayuda.

Después de su experiencia, Alamillo ha ayudado a sus amigos a hacer lo mismo, y su consejo para otros estudiantes latinos es que apliquen con tiempo y frecuentemente.

Además de TFT, hay otros sitios web y organizaciones con oportunidades de becas como el Hispanic Scholarship Fund, el Big Future o el CareerOneStop, patrocinado por el Departamento de Trabajo de los Estados Unidos.