El lunes fue el décimo aniversario del tornado que azotó en Little Sioux Scout Ranch en el oeste de Iowa, matando a cuatro Boy Scouts e hiriendo a docenas más.

World-Herald News Service

El 11 de junio de 2008, ocurrió una tragedia en el campamento de 1.800 acres, aproximadamente a una hora al norte del centro de Omaha. Un tornado EF3, con vientos de 145 mph, descendió sobre el campo remoto, golpeando y nivelando una cabina donde los campistas habían buscado refugio a medida que las advertencias de la tormenta circulaban por el campamento. Una chimenea en la cabina colapsó, enviando pesados ​​bloques de concreto a los Scouts.

Ben Petrzilka, Sam Thomsen y Josh Fennen, todos de 13, de Omaha, y Aaron Eilerts, 14, de Eagle Grove, Iowa, murieron. Más de 40 personas, la mayoría Scouts, resultaron heridos. Algunos sufrieron fracturas de huesos y moretones, y otros se sometieron a cirugías y enfrentaron meses de recuperación.

World-Herald News Service

Cerca de 94 Scouts y 25 líderes adultos y jóvenes estuvieron en el campamento, asistiendo a un programa de capacitación en liderazgo. Los sobrevivientes describieron escenas de caos y heroísmo, mientras los Scouts entrenados entraron en acción para administrar los primeros auxilios y hacerse cargo de los recuentos.

“Esas vistas que he visto, nunca voy a olvidar”, dijo Trevor Ruffcom después de ir al campamento para ayudar después del impacto del tornado. Él era un Boy Scout de 14 años en ese momento.

World-Herald News Service

Algunos de los Scouts sobrevivientes y los padres de los niños que murieron visitaron al entonces presidente George W. Bush en la Casa Blanca. Una capilla fue construida en el sitio de la cabaña que fue destruida.

No había sótano ni refugio en el terreno cuando ocurrió el tornado. El año siguiente, el Boy Scouts Mid-America Council lanzó una importante campaña de recaudación de fondos para construir refugios de emergencia en todos sus campamentos.

World-Herald News Service

Para 2013, se habían construido dos refugios de tornados en el campamento y se agregó una sirena. Las nuevas estructuras tienen paredes de concreto, persianas y puertas de acero y respaldo de energía de emergencia, y fueron construidas para resistir un tornado EF5.

 

Autor:
World-Herald News Service
Traducción:
Daniel Herrera – Digital Media S.