Grupo de supremacistas blancos pide acabar con todos los latinos de EE.UU. tras asesinato de Mollie Tibbetts

Un grupo supremacista blanco y neonazi está inundando con llamadas robotizadas, que incluyen mensajes racistas y de odio, las líneas telefónicas de las comunidades del centro de Iowa, donde supuestamente un inmigrante mexicano asesinó el pasado agosto a la joven Mollie Tibbetts.

“Fue apuñalada en la espalda por un invasor de México”, dice una llamada de un minuto y medio a la que ha tenido acceso la cadena de televisión KCCI.

 

Según la grabación que recoge este medio, el mensaje  después da un giro y llama a la aniquilación de los 58 millones de latinos que viven en los Estados Unidos. “Refunda América como blancos solamente y deshazte de ellos ahora, hasta el último de ellos”, dice la llamada que está llegando a residentes de Des Moines (Iowa).

Según KCCI, el grupo neonazi Road to Power se ha atribuido la responsabilidad de las llamadas. NBC News ha informado de que este grupo ha protagonizado otras llamadas automáticas, por ejemplo, la dirigida contra Andrew Gillum, un demócrata que se postuló para ser el primer gobernador afroamericano de Florida.

Joe Henry, un líder de la comunidad latina local, ha dicho que “los miembros la comunidad tienen mucho miedo”. “La semana pasado hubo jóvenes que fueron confrontados incluso caminando en parques”, cuenta Henry.