Con la popularización del guacamole durante esta Copa del Mundo de Fútbol, cada vez más rusos colocan al aguacate mexicano en su canasta