El padre de los niños despertó el lunes por la mañana y se dio cuenta que sus hijos, un niño y una niña, no se encontraban en su casa.

Se cree que gemelos que habían estado vagando en un estanque al norte de la ciudad de Kansas habrían caído dentro accidentalmente. La niña fue la primera en ser encontrada, se la trasladó al hospital en donde murió a los pocos minutos. Un equipo de buceo siguió buscando al niño en la zona y fue encontrado muerto en el lugar.

Las autoridades se encuentran investigando el hecho, pero todo indica que se trataría de un accidente. Según informes de prensa el padre llamó dos veces al 911 y también los vecinos.

Hola Nebraska