Funcionarios de la fauna de Nebraska dicen que una población de leones de montaña de crecimiento lento es sospechosa de muertes recientes entre los rebaños de ovejas del estado.

Los leones de montaña son fuertemente sospechosos de haber matado ovejas y otros animales en el oeste de Nebraska. Sam Wilson, director del programa de carnívoros de la Comisión de Parques de Nebraska, dijo a los comisionados el viernes en una reunión en Norfolk sobre las matanzas: “Estamos muy preocupados por esto”, dijo.

Los leones de montaña son nativos de Nebraska, pero fueron eliminados a finales de 1800. Los pumas de los estados vecinos comenzaron a regresar a Nebraska a finales de la década de 1990 y hay pequeñas poblaciones reproductoras en tres lugares en el oeste de Nebraska.

Cuatro de las más recientes muertes de carneros salvajes atribuidas a los leones de montaña ocurrieron en Pine Ridge, en el noroeste de Nebraska. El otro estaba en las colinas de Wildcat en el condado de Scotts Bluff en el borde occidental del estado.

Wilson está a medio camino de un proyecto de investigación de cinco años para determinar cuántos leones de montaña hay en Nebraska, dónde viven y qué impacto tienen en las especies de caza mayor, como el carnero cimarrón, el alce, el ciervo mula y venado de cola blanca.

Wilson dijo que de 17 leones de montaña censados, hay 15 en Pine Ridge y 2 en Wildcat Hills: “actualmente llevan collares GPS supervisados ​​por funcionarios estatales de vida silvestre. 16 felinos también han empezado a monitorearse con chips especiales, dijo.

El monitoreo ayuda a determinar la gama de los gatos grandes, las preferencias de hábitat y los movimientos. Wilson dijo que también ha investigado varios cientos de sitios donde leones de montaña han matado ciervos.

Cabe notar que los leones de montaña son una especie protegida en Nebraska.