Pocos días faltan para el tan celebrado Día de la Independencia en los Estados Unidos y un símbolo de América se encuentra enfermo pero afortunadamente en vías de recuperación.

Los pescadores descubrieron que un águila calva se encontraba en el suelo al sur de Syracuse en Nebraska el mes pasado. Estas aves siempre buscan lugares altos donde posarse, es decir que que esté en el suelo era sin duda una señal de que algo no andaba bien.

Pero al inspeccionarla descubrieron que el la cabeza del águila no se veía normal, no tenía plumas y parecía picada por una costra de viruelas.

Los pescadores reportaron el águila encontrada a un oficial de conservación de estado que se encargó de llevarse al ave adulta al Centro de Rehabilitación de Fontenelle cerca de Elmwood, Nebraska.

La directora del centro de rehabilitación, Betsy Finch se refirió al hecho diciendo que el águila había estado mal alimentada y que si no hubiera sido llevada al centro posiblemente no hubiera vivido mucho más.

Ella y otros expertos se encuentran desconcertados por la causa que pudo haber provocado la extraña marca en la cabeza del pájaro, una parte del cuerpo que debía estar cubierta con plumas blancas.

El animal está siendo tratado con ungüentos medicinales pero hasta el momento sigue con el mismo aspecto.

Finch dijo que ha enviado fotos de la marca a los veterinarios y expertos de rapaces en otras partes del país, y que están perplejos sobre lo que le pasa al águila calva también.

“Todo el mundo está perplejo ”, dijo.

Finch no ha descartado una infección o una lesión de algún tipo, incluyendo una que pudo haber sido causada por un ser humano.

El ave cuando fue encontrada también era extremadamente débil y había perdido mucho peso, pero ahora está cada vez más fuerte y comer mejor.

Trucha y ratas son algunas de sus comidas favoritas.

Una vez recuperada, el objetivo del centro de rehabilitación es liberar el águila en su medio natural después de que la marca haya desaparecido y sus plumas han vuelto a crecer, pero esto podría tardar algunos meses.

Finch dijo que no puede esperar a ver a esta hermosa ave volando nuevamente con todas sus fuerzas.