La embajada puntualizó que los empleados del Gobierno de su país “tienen prohibido utilizar todos los transbordadores turísticos en esta ruta hasta nuevo aviso” y que las autoridades mexicanas ya investigan los hechos.