Dos estudiantes de la Universidad de Nebraska en Kearney fueron acusados de asalto sexual.