Este miércoles sonará en los celulares de todo el país una prueba de alerta de emergencia

Unos 225 millones de dispositivos en los Estados Unidos recibirán un mensaje el miércoles por la tarde como prueba de alerta de emergencia de la Agencia Federal de Manejo de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés).

La alarma sonará a las 2:18 p.m. EDT de una manera similar a una alerta Amber o de inundación bajo el título de leerá: “Alerta presidencial” y el texto dirá: “ESTA ES UNA PRUEBA del Sistema Nacional de Alerta de Emergencias Inalámbrico. No se necesita acción “.

Es la primera prueba del sistema nacional de emergencia inalámbrico de FEMA. El mensaje será transmitido por las torres de telefonía celular durante 30 minutos, por lo que es posible que algunas personas lo reciban a una hora diferente. Los funcionarios de FEMA estiman que llegará a cerca del 75% de todos los teléfonos móviles en el país.

Las alertas sonarán mientras el dispositivo esté encendido, incluso si está silenciado, y también puede aparecer en relojes inteligentes, dijeron las autoridades. Los funcionarios de FEMA estiman que llegará a cerca del 75% de todos los teléfonos móviles en el país.

Una segunda alerta en la transmisión de televisión y radio se activará a las 2:20 p.m. EDT.  Esta ya ha sido probada durante varios años.

La prueba se trata de una alerta “presidencial” de alto nivel que se usaría solo en una emergencia a nivel nacional. Los funcionarios de FEMA dijeron el martes que compartirían los datos de los resultados de las pruebas para ayudar a garantizar que el sistema funcione bien en una verdadera emergencia.

El sistema de alerta inalámbrico se lanzó en 2012. Mientras los usuarios pueden optar por no recibir mensajes sobre niños desaparecidos y desastres naturales, no pueden optar por no recibir las alertas presidenciales, que se emiten en la dirección de la Casa Blanca y son activadas por FEMA.

Los funcionarios de FEMA dijeron que la administración solo puede enviar una alerta de este tipo para emergencias nacionales o si el público está en peligro, según reglas establecidas en una ley de 2006. También indicaron que no se puede usar para ningún tipo de mensaje personal del presidente.

Un grupo de neoyorquinos presentó una demanda en un tribunal federal de Nueva York argumentando que no deberían ser obligados a recibir las alertas en virtud de su derecho a la libertad de expresión.