Cada vez que emplea un ATM para sacar dinero de su cuenta, su información personal puede estar en peligro: vigile que nadie haya manipulado la ranura por la que introduce la tarjeta bancaria, porque podría tener adherida un pequeño mecanismo que permite a los timadores robarle sus datos y, con ellos, su dinero. Ahora, además, ha llegado a Estados Unido un nuevo tipo de delito, que ya se había detectado en Europa y en México, y que convierte los ATM en máquinas tragamonedas: los timadores manipular el sistema, en la pantalla aparece la palabra Jackpot, y por la ranura empieza a salir todo el dinero almacenado.

Dos de los mayores fabricantes de ATM del mundo (Diebold Nixdorf y NCR Corp), han advertido de que piratas informáticos están atacando a bancos en Estados Unidos, en una oleada que comenzó el año pasado en México, según ha informado la agencia de noticias Reuters.

El Servicio Secreto ha enviado una alerta sobre un modelo en particular que se encuentra normalmente en farmacias, centros comerciales y sucursales bancarias drive-thru, según informa el sitio web de seguridad Krebs on Security.

Los ladrones utilizan un endoscopio para detectar una zona del ATM donde conectar una computadora; luego manipular el sistema para que la máquina empiece a escupir todo el dinero que tiene dentro como si le hubiera tocado un premio en una tragamonedas.

El primer reporte de esta actividad se produjo, según el citado sitio web de seguridad, en 2013 en México. Entonces, se explicaba que las tres formas más comunes de robo eran: secuestrar a una persona para que fuera sacando todo el dinero de su cuenta bancaria a través del ATM; robar directamente la máquina entera; o robar la información de las tarjetas bancarias con aparatos que simulan la ranura de entrada al ATM y el teclado.

¿Cómo puede protegerse? Estos son los consejos que da NBC: consulte regularmente su cuenta bancaria para detectar si se ha producido alguna actividad no autorizada, puesto que, si se denuncia antes de que pasen dos días, el banco le devolverá el dinero; si tarda más de dos meses, usted puede ser responsable de los primero 500 dólares que le hayan robado. Busque además signos de que el ATM pudiera haber sido manipulado para robar sus datos (por ejemplo, que la ranura o el teclado no estén perfectamente fijados, que se muevan un poquito); y cubra el teclado con la mano cuando introduzca su número pin por si hay cámaras apuntando para robarlo.

Autor:

Daniel Herrera
Especialista  de
Medios Digitales