El presidente Donald Trump no ha sido decisivo en cuanto a si firmaría un proyecto de ley de gastos que no incluía fondos para su prometido muro fronterizo, pero planteó un tema relacionado: la disminución de la inmigración ilegal.

“La gente quiere el muro de la frontera… Ellos quieren ver el muro, quieren ver la seguridad ahora miso, y que ahora la inmigración ilegal está un 73 por ciento abajo… Eso es un logro tremendo… Mira esto, en 100 días, el más bajo en 17 años y va a bajar aún más”, dijo Trump en una entrevista.

El texto de Trump no especificó cuál era ítem más bajo en 17 años, pero comentarios similares hechos por otros en su administración indican que él se refirió a aprehensiones en la frontera del sudoeste por los agentes de la patrulla fronteriza. Los datos históricos de la Patrulla Fronteriza muestran que la afirmación de Trump es exacta.

Trump ha utilizado diferentes marcos de tiempo para hacer ver que menos personas están tratando de cruzar hacia los Estados Unidos ilegalmente.

Él ha mirado los datos de capturas en la frontera de marzo y compararlo con el año anterior para decir que ha habido un descenso del 64 por ciento; Comparó los números de febrero de 2017 con el mes de las elecciones, noviembre de 2016 para decir que ha bajado un 61 por ciento; Y dijo que había un descenso del 40 por ciento desde enero.

Los datos de las Aduanas y Protección de Fronteras de los Estados Unidos muestran que en marzo de 2017 los agentes efectuaron 12.193 aprehensiones en la frontera entre Estados Unidos y México. Es el número más bajo en por lo menos 17 años, según números mensuales de la frontera del sudoeste desde el año 2000.

Los datos de aprehensión se usan generalmente como una métrica para medir la inmigración ilegal.

Los expertos nos han dicho que la retórica de Trump ha jugado un papel importante en disuadir a la inmigración ilegal, tal vez más que sus políticas recién emitidas, que pueden tardar más en implementarse sobre el terreno: “La reciente caída en las aprehensiones probablemente signifique una tendencia, en particular porque las aprensiones suelen aumentar en marzo y principios de la primavera”, dijo Michelle Mittelstadt, portavoz de Migration Policy Institute, un grupo de estudios no partidista que investiga la inmigración.

Todavía está por determinar si se trata de un período de calma temporal o una disminución duradera, pero en este momento parece claro que los posibles inmigrantes están preocupados por el aumento de la aplicación de la ley no sólo en la frontera, sino dentro de los Estados Unidos.

Aparte de las políticas y la aplicación de la ley en los Estados Unidos, los factores en México han contribuido a reducir los números de aprehensión, dijo Mittelstadt, entre ellos: menores tasas de natalidad, aumento de los niveles educativos y una economía mejorada.

Trump no es el único que ha dicho que los números están disminuyendo; Los demócratas han citado el mismo punto.

Hola Nebraska