Entrar en este encantador castillo de Nebraska te hará sentir como en un cuento de hadas

Es más probable que en Nebraska encuentres una casa vieja antes que un castillo, pero hay un magnífico castillo que ha sido parte del estado por más de un siglo. Se trata del Joslyn Castle en Omaha, una pieza arquitectónica impresionante y una parte muy importante de la historia de la ciudad.

 

George y Sarah Joslyn fueron una prominente pareja de Omaha que encargaron construir este castillo a principios del siglo XX. La construcción de esta mansión fue terminada en 1903.

Ambos eran empresarios y se trasladaron desde Vermont a Omaha a fines de 1800. George logró hacer fortunas en la industria de los periódicos, dueño de la compañía “ready print” fue quien suministró papel a miles de periódicos de todo el país.

El diseño de la mansión estuvo a cargo del arquitecto local John McDonald. Se construyó sobre un lote de 5,5 hectáreas. Formada por 35 habitaciones, esta construcción de cuatro plantas costó unos $250,000 en 1903, un número que sería alrededor de $6 millones de dólares hoy.

Tomó solamente 11 meses construir este bellísimo castillo, fue sorprendentemente rápido teniendo en cuenta la cantidad de detalles increíbles que hay en cada una de sus habitaciones.

Contiene todo tipo de comodidades modernas que eran poco frecuentes en los hogares de la época: teléfonos, plomería interior, electricidad y calefacción central, entre otros.

Aunque el castillo ha quedado alguna vez en el borde muy exterior de los límites de la ciudad de Omaha, en los últimos años la ciudad se ha ampliado considerablemente y la casa está ahora en el corazón de la ciudad en N 39th St y Davenport St.

 

El barrio entero ahora se nombra con esta gran construcción. Otras grandes e impresionantes casas rodean la mansión, pero ninguna es tan impresionante y llamativa como ésta.

El nombre oficial de la casa es Lynhurst pero se conoce localmente como el Castillo de Joslyn. Entre las habitaciones del castillo se incluyen el salón de oro, un salón de baile, una sala de música y una biblioteca. Había incluso un órgano de pipa que llenaba la casa con hermosas melodías.

El castillo se mantiene impecable ya que se le realizan reparaciones, restauraciones y mantenimientos constantemente.

Hay magníficos pequeños detalles que se descubren en toda la casa, desde vitrales hasta madera tallada intrincadamente. El interior es absolutamente impresionante.

El jardín de invierno y los jardines de la casa fueron diseñados por el arquitecto y paisajista Jens Jensen. En un tiempo, el conservatorio albergaba una de las más impresionantes colecciones de orquídeas del país. La colección fue destruida tras el trágico tornado de Pascua de 1913.

Los Joslyn tenían más de 100 árboles maduros plantados en los jardines. El lote de 5,5 acres siempre ha sido un lugar especial – primero para George, Sarah, y su hija, Violet, y ahora para los visitantes. Como la casa cambió de manos muchas veces después de la muerte de Sarah en 1940 (George falleció en 1916), los jardines en muchas ocasiones estuvieron en mal estado por falta de cuidado.

Hoy en día se cuidan con amor, y el trabajo está en marcha para restaurar los terrenos a la forma en que se veía en los primeros días del castillo.El Castillo de Joslyn se convirtió en un lugar popular para bodas, recepciones y otras reuniones donde se desea un estilo romántico y antiguo.

El castillo de Joslyn ha estado en el registro nacional de lugares históricos desde 1996. Es una parte muy importante de la historia de Omaha y una de sus mayores atracciones, tanto para los ciudadanos de allí como para los que viajan a visitar la ciudad. No solo su imponente arquitectura hace tan importante al castillo sino también la notoriedad de la familia en la ciudad.

George y Sarah eran filántropos dedicados que donaron a muchas causas excepcionales e invirtieron en Omaha, ayudándole a crecer y convertirse en la próspera ciudad que es hoy. Hoy en día, parte del castillo se utiliza como espacio de oficina, pero se puede recorrer el primer, segundo y tercer piso, así como parte de los terrenos durante los tiempos de gira abierta.

Los horarios de apertura son el primer y tercer domingo de cada mes a las 1, 2 y 3 pm. Tours privados se pueden organizar en otras ocasiones. La entrada al castillo es de $ 10 para adultos y $ 8 para personas mayores, miembros militares y estudiantes.
Usted puede encontrar el Joslyn Castle en 3902 Davenport St., Omaha, NE 68131.

Para más información sobre esta fascinante mansión, o si está interesado en alquilarla puede visitar AQUI el sitio web de Joslyn Castle .