En Nebraska nevadas, fuertes lluvias, ventiscas y vientos que pueden alcanzar fuerza de huracán

Foto: Centro Nacional de Predicción del Tiempo del Servicio Meteorológico

Una poderosa y potencialmente “histórica” tormenta de primavera, que dejará nevadas, fuertes lluvias, ventiscas y vientos que pueden alcanzar fuerza de huracán, afectará esta semana a gran parte del centro de EE. UU., justo cuatro semanas después de que otro temporal importante (un ciclón bomba) azotara la misma región el pasado marzo.

Las advertencias sobre el clima invernal se extendieron este lunes por la noche desde Colorado hasta Wisconsin. Los meteorólogos prevén que la tormenta dejará nevadas y fuertes vientos desde el norte y centro de las Grandes Llanuras hasta el valle del Mississippi.

Según el Servicio Nacional de Meteorología, la tormenta se desarrollará la noche del lunes y continuará fortaleciéndose el martes y el miércoles, a medida que las fuertes lluvias afectan en la región del noroeste del Pacífico y las temperaturas más fría empujan hacia el interior del país.

Aunque de momento es difícil establecer una previsión con precisión de las zonas que se verán más afectadas, la agencia espera que la nieve comience a caer en las Montañas Rocosas el martes y se extienda a partes del centro de Estados Unidos el miércoles y el jueves.

Es probable que haya más de 8 pulgadas de nieve desde el suroeste de Wyoming hasta el norte de Nebraska, gran parte de Dakota del Sur y el sur de Minnesota, según el servicio meteorológico, con acumulaciones de 18 pulgadas o más en áreas aisladas.

El rápido acercamiento de la tormenta provocará que muchas áreas del medio oeste que disfrutaron el lunes de un clima soleado y de unos 70 grados de media, probablemente temblarán bajo un manto de nieve en menos de 48 horas.

Los fuertes vientos que acompañan a la tormenta alcanzarán un área más amplia hacia el sudoeste, con algunas ráfagas que puede alcanzar fuerza de huracán, dijo el servicio meteorológico. «Esto tendrá impactos sustanciales en los viajes. Serán difíciles o imposibles de miércoles al viernes» en algunas partes del centro de Estados Unidos.

Algunas áreas del centro del país se vieron afectadas el mes pasado por “históricas” inundaciones, que dejaron al menos tres muertos en Nebraska y Iowa. Miles de personas en estos estados y en Wisconsin y Missouri fueron desalojados de sus hogares por la crecida de aguas.

¡Llévanos contigo! Síguenos en Facebook o Twitter